lunes, 24 de septiembre de 2012

Antes de mí, antes de tí

Antes de mí, ya estaban,
miradas cansadas, manos fuertes, corazones tristes.

Aquí se fraguó mi desgracia entre muros de desencuentro y fatalidad,
sombras y susurros en noches por demás calladas, sin luz ni compañía.

Aquí resuenan los ecos callados de voces perdidas de un pasado remoto olvidado,
que a veces renacen en los sueños de algún loco,

A veces murmuran entre las hojas poemas de amor o de odio,
canciones alegres o tristes.
A veces callada escucho y me estremezco.

Los días vividos con ansia, la juventud , la inocencia ya estaban.
Antes de mí ya desafiaban al sol los pájaros y aullaban a la luna los lobos.
Lágrimas calladas, risas que se intuían, caricias robadas.
Todo el tiempo del mundo ya estaba, esperándome.

Escucha....



"Antes de que la hiedra y las zarzas me ocultaran,
antes de que el tiempo me olvidara, yo fui y sentí.
Antes de que el viento helado anunciara el invierno
y la luz aviesa corriera a esconderse,
antes de la temprana muerte, yo fui.

En mi piel había calor, en mi garganta susurros de pasión.
En las frescas aguas del candor se bañaba alegre mi espíritu.
Con dulces y tiernas palabras conquisté el mundo, solo yo.

Antes de ti, yo fui.
En campo abierto desplegué mis alas,
recogí el viento y engañé a Dios.
Antes del ocaso de la razón, mucho antes,
recorrí el cielo buscando,
navegué sin rumbo aplacando furias, ahuyentando males.

Busqué por toda la tierra algo por lo que llorar,
algo por lo que vivir.
Grité, supliqué,
recé, lloré y mentí.
Moldeé mi ansia para dejar de huir.
Qué extraño. Qué triste. Pero al final vencí.

Y antes de ti, yo fui".




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada