martes, 4 de septiembre de 2012

El viento

Ah, el viento, el viento a lo lejos, se acerca, juega a asustar,
sopla en las copas de los árboles y los hace danzar.
Las hojas tiemblan, se ríen, hoy el bosque está contento.
Y yo sobre mis nalgas, escucho y escribo, y también sonrío.
También tiemblo, pero de frío.
¿Vuelves? ¿Mariposa radiante, mariposa incandescente?
¡Cuántos colores desafiando al viento!

Se para, se calma y luego vuelve, empujando las nubes,
anunciándose a bombo y latillo.

¿Dónde están los pájaros de esta mañana? ¿Dónde sus trinos?

Aquí llega de nuevo, como las olas del mar, inapreciable al principio,
va cogiendo forma, se vuelve susurro, reclama su lugar y finalmente estalla en coro.

¡Vamos a recoger los frutos que nos ha reglado!
En el fragor de la batalla, todo es ganancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada