jueves, 9 de agosto de 2012

Cerezas

¡Sí! ¡Son cerezas! 

La foto la saqué el pasado junio en un pueblo llamado Milagro en la Ribera Navarra que celebraba su Fiesta Anual de la Cereza

Me encanta la creatividad ibérica para los nombres de los pueblos, algunos son tan maravillosos y evocadores que invitan a una visita sólo por éso.

Aunque no todo fue tan perfecto en este viaje (¿en cuál lo es?), las lecciones que aprendí durante el mismo aún me sirven de guía para encauzar muchos cabos que tenía sueltos.

Paciencia, mucha.  

Comprensión, porque todos tenemos motivos para nuestros actos. Y el rechazo a las acciones no debe ser nunca, nunca el rechazo a las personas.

Aceptación, no siempre las cosas son como uno desearía que fueran, pero en su esencia todas merecen la misma consideración. Saber a lo que nos enfrentamos siempre es el primer paso. Detrás viene todo lo demás. 

Conocer la imperfección, no rechazarla e incluso apreciarla. Ese es el auténtico "milagro".

Pero lejos de ese viaje íntimo e interior, queda el otro, el físico, con fotos, recuerdos, risas, miradas cómplices y conversaciones bajo las estrellas (¡qué cielo!).

Y el sabor único de las cereza, que más que ninguna fruta se disfruta con los cinco sentidos. Ese rojo intenso en una forma perfecta, la textura turgente, el olor delicioso, el frescor en la boca. Como un beso de sangre dulce.

Todos mis viajes se guardan en mi memoria con un color. Este es por supuesto rojo, ¿cuál, si no?



martes, 7 de agosto de 2012

Luna llena

Dicen los esotéricos que la luna llena afecta al comportamiento y aducen como razón que en las noches de luna llena se producen más actos anómalos por parte de las personas con problemas mentales, que hay más crímenes y más suicidios.


Tal vez, pero en foros más científicos, la explicación es más sencilla: las noches de luna llena son más luminosas, provocan más insomnio y hay más actividad (de cualquier tipo) que en una noche normal. Por estadística, algún comportamiento anómalo tiene que haber.
Tampoco existe mucha evidencia científica de que por ejemplo el pelo crezca más fuerte si se corta en una noche de luna llena, aunque supongo que a las peluquerías que han decidido aprovechar el filón abriendo esas noches, estarán encantadas. 

En cualquier caso, no seré yo quien niegue la capacidad de atracción que ejerce ese blanco satélite enmedio del cielo. Me imagino a nuestros ancestros, sentados alrededor del fuego y observando la luna, inventando historias tal vez, esas que más o menos transformadas han llegado a nuestros días. ¿En qué pensarían? No lo se, pero experiencias como esas son las que en definitiva nos hacen humanos y nos convierten en parte de un todo, y las que nos recuerdan nuestra insignificancia.

Eso es lo que pensaba yo cuando saqué esta foto desde la ventana el año pasado por estas fechas. Hoy la he visto y me he acordado de esa sensación de dulce abandono.

lunes, 6 de agosto de 2012

Si tu amor fuese

Cuando el mar nos envuelve,
caricias que son olas, besos de sal.
Si yo fuera pez y no sirena.
Si tu amor fuese, no meramente sintiese.

Cada día que pasa es un suspiro que muere al nacer

Cada día que pasa es un suspiro que
muere al nacer.
Cada noche sin ti son sábanas
frías y almohadas mojadas.
Las manos unidas para rezar,
los ojos cerrados,
el corazón sellado.
Quien no haya tenido jamás
el valor,
nunca hallará, no, ni el consuelo ni la paz.
Si nunca te ha consumido la rabia,
¿qué mentira vas a poder contar?
Cada cielo, cada estrella, cada luna,
cada nube y cada sol,
uno y después otro, dos y luego tres.

Sin embargo...

Una sonrisa que tenuamente se insinúa
en tus labios,
es como el oro, que por escaso se adora.
Una mirada tierna que surge
en tus ojos,
de repente, me afecta.
Una palabra bien dicha
de tu boca,
por no creída, pasa desapercibida
En tu alma todo es traición,
sin embargo…

Un poema, una canción

Un poema, una canción, ¿qué más da?
un poema surge dentro de mi ser
Cántalo, cántalo,
(Cántalo por mí, mujer)
que no quepa duda de tu amor por él.

Puedo

Puedo sostener tu mano mientras lloras,
puedo servir de consuelo a tu dolor.
Mi máquina de latir no puede estar más desolada,
tus gemidos no la dejan vivir.
Necesitas mi comprensión, ¡pide ayuda por favor!

Si fuera gaviota

Si fuera gaviota emprendería el vuelo
rauda y veloz alejada del suelo.
Con mi curvo pico entonaría trinos
canciones con soul que hablarían de un sueño.
un mundo olvidado sin dolor ni penas,
un mundo sin rejas, un sueño de amor.

Difícil verter esta honda tristeza

Difícil verter esta honda tristeza
a una simple hoja en una libreta
Blanco para sentimiento negro
que estaba oprimido en el pecho.
Preso ahora en rejas planas,
antes atormentaba el alma.
Cuadrículas a un dolor que se retuerce en el corazón.

¿Qué te queda?

¿Para qué? Sólo dime para qué
y yo te diré el porqué.
¿Cuál es la respuesta a la pregunta más importante
que uno puede formular?
Habiendo vivido tanto,
¿Qué te queda sino llorar?
Mía es por lo menos la esperanza
de que mañana viviré mejor
A ti ¿qué te queda, sino llorar?
Quisiera apenarme, créeme.
Quisiera despintar el verde de mi mente,
pero muy al fondo el consuelo de los tontos me hace boicot
Después de todo, ¿qué te queda, sino llorar?

Vi la flor

Yo vi la flor, vi la flor,
estaba allí, no se porqué.
Yo vi la flor, vi la flor,
no pude tocarla, estaba de pie,
alargué el brazo y me pinché.

Sabores gallegos

Manzanas y peras, verdes pastos, verde tierra,
fresas, fresones, higos, rojo amanecer, nítidas estrellas,
pladillos y claudias, ¡cuántas mañanas de sol!
Ciruelas, melocotones, y por supuesto, mis moras.
Sabor de flores y de abejas, dulce, dulce sabor.
Los pájaros tienen infancia.

Yo de verdad

Quiero ser yo sin preocuparme de quién soy,
estar bien sin pensar en si lo estoy.
Quiero tener paz sin saber si tiene un precio
o disfrutar de la vida como si fuera el comienzo.
Quiero libertad para creer o no,
salud para ver más allá de hoy.
Necesito compañía para esos tramos solitarios del camino
y alimento que sacie el hambre de las dudas y mentiras.
Anhelo respirar sin esfuerzo, sonreír con las orejas
y caminar, sin descansar.
Quiero, en definitiva, no ser yo.

Tendemos puentes que no se pueden cruzar

Tendemos puentes que no se pueden cruzar,
abrimos puertas que no se traspasan,
vano intento de vestir con inocencia
nuestra infinita crueldad.

Distopía

En esta ciudad que yo habito,
los gatos están en celo y los pájaros se mueren,
sus cadáveres congelados asfaltan carreteras
y sus fluidos emponzoñan el agua,
agua ignorada como la arena del desierto.

El olvido es el comienzo

Tras la inquietante calma, la vorágine,
azul, verde…
mi alma se pierde.

El miedo, ese maldito conocido,
el sentido de un sinsentido.
mi mente se duerme
para olvidar…

Tras la lucha, el fracaso,
tras la huida, la meta,
inevitable, real, incuestionable,
no hay marcha atrás.

Aquéllos pasos lejanos ya,
aquélla voz inédita, fueron el comienzo.

Pero tiemblo al recordar,
el olvido es el comienzo.

(16/09/08)

En silencio me duelo

En silencio me duelo,
en silencio me busco y no me hallo.
Sin prisa revivo momentos de gloria pasados,
sonrío con desgana.

Me dijiste que estabas despierto y era mentira

Me dijiste que estabas despierto y era mentira, dormías,
en las sombras de la noche ocultabas tu culpa.
No comprendiste la realidad hasta que ésta cayó fulminada,
devastada por las consecuencias del escepticismo agudo o
de la negación y el olvido.

Pasión

La espuma acaricia las rocas con la delicadeza de un amante tierno;
con besos salados, mojados, robados… amor sin fin.
Así la luz que cabalga en el crepúsculo, cansada de correrías,
también lame mi cuerpo desnudo con lengua de fuego.
Tiemblo, pero es calor lo que siento;
me estremezco.

Frágil

Muy frágil, así es ella,
frágil, frágil,
se va a romper y nadie lo ve,
porque en su fragilidad,
ahí está su fuerza.

No es vida si no se vive

No es vida si no se vive,
no transcurren, sólo pasan
días, años, años, días
se confunden, vuelan, escapan
no es vida si no se vive;
tampoco es amor, tampoco.

Inercia

Respiro con la certeza que da la ignorancia,
sintiendo que con mi aliento también la vida se escapa
y el corazón, agotado, se rinde.

Esperando el día en que alguien

Esperando el día en que alguien llene el blanco vacío para mí
se me van los días, se me acaban las horas.
Esperando el día en  alguien decida que su voz en silencio debe decirme algo,
que sus manos pueden mediar entre su mente y la mía,
a través del espacio plano,
se me van los días, se me acaban las horas.

Con esta vida prestada, ¿qué se puede hacer?

Con esta vida prestada, ¿qué se puede hacer?
¿Qué se puede hacer si abunda la confusión
alrededor de mi? Huyendo sin control,
pájaros, dinosaurios, bestias salvajes, predadores
cazadores de sueños, y deseos,
asesinos de inocencia.

Pues te vas...

Soy extraña de mi misma,
extranjera en mi hogar,
vivo la vida de nadie,
ocupo un espacio cedido,.
ajeno a mi intimidad.

Pides clemencia sin haber perdido perdón

¿Sabías que para olvidar
se necesita recordar?
¿Que para ganar, primero tienes que perder?
Entender el fracaso sin rencor y volver a empezar,
ésa es la ley.

Las horas son tan largas en soledad

Las horas son tan largas en soledad,
tan frías sin que nadie les haga compañía,
las noches y los días se suceden sin parar,
el ritmo de mi vida, ¿a quién marca el compás?

Es mediodía. Tiembla la tierra.

Es mediodía.
Tiembla la tierra.
Se quema la carne.
Echo a volar.
Furia y calma.
Paz y excitación.
Añoro la verde pradera
y los altos árboles,
y los ruidos del agua,
y el sonido del alma.

Observo

Observo, siempre observo,
lo que queda, lo que muere,
y lo que nunca volverá.
Recuerdo las mañanas
que tuve y también las que no,
tardo en comprender,
me estoy haciendo mayor.

Solo espero volver a encontrar el camino de la inconsistencia

Sólo espero volver a encontrar
el camino de la inconsistencia
y la erosión en la planta de los pies pero sin
olvidar la carente emoción de conseguir la
absoluta pacificación de un universo corrupto
y malhechor.

La traición

Me equivoqué, confié demasiado en el destino
y fui traicionada.
Me dejé llevar ciega de deseo,
deseché a mi aliada la razón
y fui traicionada.

¿Qué pasará mañana?

¿Qué pasará mañana?
¿Qué pasará mañana cuando anochezca?
¿Qué ocurrirá de pronto ante mis ojos vueltos al cielo?
Suplicaré de nuevo por una mano protectora,
sacrificaré con saña mis sentidos, mis entrañas,
escucharé una voz que suplicando en mi cabeza
pedirá clemencia y  obtendrá miseria,
yo saldré perdiendo.

De mí no saldrán mentiras

Quiero ser sincera,
que el viento si quiere se las lleve,
pero de mi no saldrán mentiras,
falsas creencias, vanas vanidades.

Un poco de desamor

No espero nada de ti, del mundo no espero nada,
ni quiero...

Presa entre espinas

Vive en el centro, rodeada de espinas,
¿notas su olor?
es su alma intentando atrapar tu memoria
y sus formas, su color,
armas para atrapar tu corazón.
Necesito un sueño, una meta,
algo que me haga volar.
Necesito una canción para mi alma
y una sonrisa en mi cara.
Necesito el olvido del mañana y
el no se del ayer.
Quiero la inocencia, quiero la paciencia.
Deseo salir y dejar de buscar

Sed de venganza

Tengo miedo…
de que mi cuerpo me traicione,
de no poder controlar.

Tengo ganas…
de dormir y soñar
y despertar fresca y nueva y joven y bella,
niña otra vez.

Tengo sed…
de venganza, cruel y extraña.

Duele

Duele, pero el dolor pasa,
el tiempo mitiga, desvanece y mata.
Queda el recuerdo,
memoria encendida,
luz que no quema,
ojos cerrados, mente dormida.
Sin conciencia no hay emoción.
Duerme la bestia, respirando fuego.

Unos ojos que nos miran

Unos ojos que nos miran desde todas partes,
ángulos encontrados para una verdad doliente,
triste mirada la que nos contempla:
la de nuestros errores pasados.

Necesito iluminar el foco de tu conciencia

Necesito iluminar el foco de tu conciencia para atrapar tu atención,
resaltar las variables de esta torpe estimulación.
Necesito coordinar tu sistema de creencias,
y eliminar los sesgos y distorsiones que nublan tu razón.
Necesito incentivos para continuar.
Es preciso que atiendas, percibas y respondas.
La probabilidad de éxito va menguando, mi oportunidad decreciendo.
Considéralo una oferta.

Necesito rastrear tus esquemas para entender tu actuación,
si te fallan los sentidos o sólo la imaginación.
Necesito que fluya el diagrama
y apoyar tu procesamiento confuso de información.
Necesito metas que alcanzar.
Es fundamental que observes, corrijas y refuerces.
El tiempo de espera genera aversión, el pasado compasión.
Considéralo una oferta.

Y todo es mentira

Y todo es mentira, y nada es verdad.
Una palabra falsa y otra también.
¿Cuándo aprenderé que la honestidad nunca se esconde¿,
¿que nunca rehúye la confrontación?
Sólo la mentira es cobarde
y como todo cobarde, mata a traición.

sábado, 4 de agosto de 2012

Déjame conciliar el sueño de la indiferencia

Déjame conciliar el sueño de la indiferencia y no permitas que mi autoestima se resquebraje.
Deja que resuelva mi futuro sin resolverlo, y que olvide mi pasado sin olvidarlo.
Confío en que mi entereza fustigue su cobardía con el látigo cruel que mi compasión despliega….
Con la vista aún empañada por lágrimas que nunca se debieron verter,
recojo las últimas cenizas.
Todo ha acabado ya, lo que nunca debió comenzar.

Del miedo

Del miedo.
Del que tienes tú y del que tienen los demás,
del que tengo hoy y del que (tendré mañana) tuve ayer,
del que se conoce y padece y del que se esconde.
Del miedo a tener miedo.
De la realidad,
de mí, de ti, del cielo azul y el infierno gris.
Miedo a morir, miedo a vivr.
Del miedo.
Del real y del soñado,
del que avisa y del que (no) es traidor,
del que te agarra por detrás y del que te oprime por dentro.
Del amor y de su falta, sobre todo de su falta,
de la guerra sí, de la paz, también.
Del miedo a tener miedo.
De los sueños.
De uno, de dos, de la tierra vecina y el mundo extraño.
Miedo a ganar, miedo a perder
la razón y el mido, odio, vida, muerte, amor.
Miedo al principio, miedo al final.
Miedo al miedo.
Miedo de ti, de mí, de partir, de no llegar.
Corazón, ojos, cabeza, nariz.
Lo huelo, lo veo, lo siento y lo escucho,
vive en mí, conmigo, alrededor de mí,
lo toco, lo respiro, lo trago, me lo como.
Miedo al miedo.
Del miedo.
De mí.

(09/10/01)

Un jardín de flores blancas

Son las nubes las flores del cielo,
algodón de azúcar en la feria del universo,
mullido colchón para que repose el tiempo.

Por pereza

Por pereza se hacen y se dejan de hacer muchas cosas,
no es el caso de los que admiro,
pero sí es mi caso.

Breve azul

Breve realidad la que nos toca,
un soplo de aire tan sólo,
una brizna en el campo,
una mota en el espacio lejano.

Nadie

Nadie que te escuche un momento, nadie.
Nadie que te ofrezca su aliento, nadie.

Un nuevo comienzo

Estoy atrapada,
me siento morir,
siento en verdad cada tramo de vida pasar,
noto las garras más fuertes en torno a mí,
y no puedo seguir, ya no puedo seguir.

El germen

Si hubiera un modo de traspasar la frontera sin temer a nada,
si sólo pudiera convertir el deseo y permanecer igual.
Las dudas me asaltan, el fin es final.
¿Existe el castigo para los justos?
¿Acaso el infierno espera a los que se equivocan?

viernes, 3 de agosto de 2012

Siento...

Siento…
la garganta rota de gritar en silencio y sin libertad,
los ojos secos de tanto llorar a escondidas,
las arrugas tempranas en un rostro roto,
las manos… vacías,
el corazón malherido, y los músculos tensos.
Siento…la vida, maldita, morirse.

(03/12/95)

La duda

Amargas horas nos esperan en el largo camino hacia la decadencia.
La vida fluye como un río impetuoso y creído de sí mismo,
de su fuerza y su poder,
consciente de su existencia a través de adulación externa
y sin saber, que al final el ancho mar lo
engullirá para luego ruidosamente eructar
blanca espuma en potencia,
negra de alquitrán.

Va y viene

El columpio va y viene,
la suave brisa me adormece,
el gran sol me envuelve y me calienta.

La mano creadora

Hace casi un año,
medio siglo que estás dormida,
hoy despierta al fin la mano creadora,
duda y tiembla como siempre,
es la mía.

¿Pór qué lo dijiste viajero, por qué dijiste porqué?

¿Qué haces aquí, viajero?
¿Cuál es tu meta y por qué?
¿A quién lloras, viajero, a quién?

Un trozo de vida en un desierto

Un trozo de vida en un desierto no es un alma en soledad,
el sol caliente, el calor ardiente y la luz transparente
ordenan el caos, preludio a la muerte.

miércoles, 1 de agosto de 2012

Otra vez Japón

Con este cuadro de punto de cruz comenzó la "etapa japonesa" que no he abandonado del todo.