lunes, 25 de febrero de 2013

Chulas

Este es otro plato que me transporta a la niñez pues lo solían hacer mi madre y mi abuela cuando yo ra pequeña. En la parte de Galicia de dónde son ellas las conocen como chulas aunque también reciben otros nombres y por supuesto, como ya he comentado otras veces, en lo que a recetas tradicionales se refiere, cada familia cuenta con su propia variante.

En la nuestra, éstos son los ingredientes:

  • 3 huevos
  • 1 vaso de leche
  • 8 cucharadas colmadas de harina
  • sal y azúcar
  • 1 sobre de levadura (Royal)
Con estas cantidades sale una fuente bastante generosa.



Y la preparación es súper sencilla:

Se baten los huevos en un bol, se añade la leche y después poco a poco, la harina mezclada con la levadura, mientras se bate con unas varillas para que no queden grumos. Si aún así, os queda alguno, ya sabéis, para eso están las batidoras. A mí no me ha hecho falta esta vez pero por si acaso reconozco que la tenía cerca.

Debe quedar una consistencia como de crema, no debe estar líquida pero tampoco demasiado espesa y la dejamos reposar unos minutos.

En una sartén con aceite abundante y bien caliente, se echan porciones de la masa con una cuchara. Inmediatamente, las chulas se hinchan, suben a la superficie y después de darles la vuelta las podemos sacar a un plato con papel absorbente.

Sólo queda espolvorearlas con azúcar.

Se pueden comer calientes o frías al día siguiente.



























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada