martes, 26 de febrero de 2013

Marco reciclado

Este pasado fin de semana me he dedicado a reciclar un viejo marco. En realidad ni siquiera es un marco como tal, se trata del armazón que sostenía una lámina que compré hace tiempo en Ikea y de la que ya estaba cansada. La lámina ha pasado a mejor vida y con esa estructura he hecho un marco desenfadado para fotos o postales.

Para pintarlo he usado dos tonos de pintura acrílica, morado y turquesa. Le he dado un par de capas para que quede bien cubierto y una vez bien seco barnizar también con un par de capas para proteger y dar un poco de brillo.





Después solo tuve que colocar un cordoncillo de lado a lado con la ayuda de unas escarpias.

Para colgar las fotos, he utilizado pinzas pequeñas de plástico que venden en los bazares chinos.






Las postales son parte de mi colección, que crece cada año con las aportaciones de buenos amigos y amigas. Aprovecho para darles las gracias por acordarse de mí siempre que van de viaje a algún sitio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada