martes, 7 de mayo de 2013

El "bolo"







Esta es otra de las recetas que asocio con mi abuela. Nos lo preparaba a veces cuando yo era una niña y aún hoy cuando estoy con ella de vez en cuando no puedo evitar el pedírselo igual que le sigo pidiendo las filloas que nadie hace como ella.

El bolo no es más que pan sin levadura hecho en sartén, hay diversas variedades de este tipo de preparaciones en las culturas culinarias de todo el mundo, incluso los italianos tienen una versión de su pizza hecha en sartén y no en horno.

Mi abuela comienza amasando la harina con agua y sal en un cazo. Luego lo amasa en una fuente hasta alcanzar la consistencia que ella considera y lo aplasta en forma de torta ("bolo"). Después lo pasa por la sartén junto con unos trozos de tocino. Con su peculiar estilo, le va dando un montón de vueltas hasta que ya está hecho. El tocino queda churruscadito e incrustado en el bolo y el resultado es realmente sabroso y desde luego también contundente, no es algo para comer todos los días. Pero supongo que eso es parte de lo que hace tan especiales cierto tipos de platos.

¡Por supuesto el bolo se come con los dedos (y se los rechupetea uno después)!




































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada