viernes, 26 de julio de 2013

Derrotada y caída

Derrotada y caída, vencida y dormida,
atento el oído.

¡Ay! La tierra y su olor, ¿notas el frío?, me estremezco, 
es el dolor que viene.

Espinas, sangre tibia.

¡Quién fuera roca!

Lloran y tiemblan de pena,
escuchando quejidos que estremecen acantilados.




(Dic 93)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada