jueves, 11 de julio de 2013

Nidos con pan de molde











Para hacer estos nidos de pan de molde, tenemos que quitar la corteza de unas cuántas rebanadas de pan de molde y a continuación las aplastamos y estiramos con un rodillo. ¿Que por que no uso directamente pan de molde sin corteza? Buena pregunta, no suelo comprarlo, serán cosas mías pero me parece que se reseca más y no aguanta tanto como el normal. Además, así puedo aprovechar las cortezas para otras cosas, aunque sea simplemente tostarlas en una sartén con un poco de mantequilla.

Una vez tenemos las rebanadas muy finitas las pincelamos por los dos lados con mantequilla derretida y las metemos en unos moldes de muffins o de tartaletas para que cojan la forma. En el fondo del hueco ponemos unos taquitos de jamón (curado o cocido, a vuestro gusto), cubrimos bien con trocitos de queso brie y encima rellenamos con setas cortadas en tacos y que habremos pasado un poco por la sartén con aceite y vino blanco.

Ahora solo queda meter al horno hasta que el pan esté tostado. En una versión más contundente, me gusta poner un huevo en la parte superior. Si el "nido" no es muy grande, lo que podéis hacer es quitar algo de la clara porque sino, se os desbordará. El huevo hay que ponerlo cinco minutos antes de sacar las tartaletas, para que no se haga demasiado y la yema quede para untar. Pero como en todo, es cuestión de gustos, si preferís el huevo un poco más hecho, con dejarlo algo más de tiempo ya está.

Intentad que os quede la yema más o menos centrada para que quede más bonito, pero si no se puede, tampoco pasa nada. A mí en esta ocasión me han salido todos un poco "escorados".








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada