domingo, 8 de junio de 2014

Tarta con frutos rojos







Os presento la tarta que hice para celebrar mi cumpleaños. Tenía muy claro que quería que llevara frambuesas pero aparte de éso, no sabía nada más. Ha sido una buena improvisación.





Ingredientes para la base:


  • 12 cucharadas de avena
  • 100 gr manteuilla
  • 1 huevo
  • caramelo líquido




Ingredientes para el relleno:


  • 600 ml de leche (3 vasos)
  • 4 cucharadas de maicena
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 2 yemas
  • frutos rojos (arándanos, frambuesas, moras, etc)




Ingredientes para la compota:


  • 2 manzanas reinetas pardas
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • canela
  • nuez moscada





Preparación:



  1. Lo primero que debemos hacer es preparar la base. Para ello mezclamos la avena con la mantequilla. Incorporamos un huevo y un chorrito de caramelo líquido. Si lo preferís, en lugar del caramelo podéis echar un chorrito de algún licor que os guste o tal vez un poco de jerez dulce.
  2. Forramos un molde desmontable con esta mezcla y metemos al horno unos minutos.
  3. Mientras tanto vamos haciendo el relleno. Disolvemos la maicena y el azúcar en la leche fría, ponemos a fuego lento y añadimos las yemas batidas. No dejamos de revolver hasta que la crema vaya cogiendo cuerpo, pero sin que llegue a hervir. Además, es mejor sacarla del fuego cuando aún pensamos que le falta un poquito ya que al enfriarse espesa un poco más.
  4. También tenemos que hacer la compota. Pelamos y cortamos en dados las manzanas. Las ponemos al fuego en un cazo con medio vaso de agua y las cucharadas de azúcar. En unos minutos tendremos una rica compota. Se puede aplastar la mazana con un tenedor simplemente (quedará una textura más "basta") o triturarla con la batidora para que quede más fina. A mí me gusta echar una pizca de canela y de nuez moscada en cuánto la saco del fuego.
  5. Sacamos el molde del horno y cubrimos la base con los frutos rojos. Encima vertemos la crema hasta cubrir totalmente..
  6. Espolvoreamos con azúcar moreno (y canela si queréis) y metemos al horno unos 25 minutos a 180º.
  7. Para rematar esta riquísima tarta, cuando la saquemos del horno la cubrimos con la compota. Es mejor dejar la tarta unas horas en la nevera antes de servirla pero está tan buena que os costará esperar.



































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada