viernes, 25 de julio de 2014

Pastelitos de coco







Ya sabéis que me encantan las recetas expréss, que puedes improvisar en un momento, sencillas de preparar pero con gran sabor.

Creo que uno de los motivos que mantiene alejada de la cocina a mucha gente, es que piensan que cocinar exige mucha dedicación y tiempo. No hay duda que hay recetas muy elaboradas y complejas en su realización (también es cierto que cuando las haces te embarga una gran satisfacción)  que están genial para días especiales a los que puedes dedicar más tiempo, pero en el día a día, salvo que seas un profesional de la cocina y te paguen por ello, mi opinión es que debemos buscar la simplicidad y la satisfacción de comer bien pero aprovechando al máximo el poco tiempo del que generalmente disponemos todos los "cocinillas" que tenemos un trabajo que nos consume gran parte de nuestras jornadas. Me encanta cocinar, pero más me gusta comer lo cocinado en buena compañía, en éso sí que debemos emplear todo el tiempo posible y más.

Me encanta buscar opciones que apenas consuman tiempo o recursos, bien sean entrantes, platos principales o postres como en este caso. A veces me encuentro retándome a mí misma a conseguir un menú especial en el menor tiempo posible. ¡Y voy camino de batir mis marcas!


A ver qué os parecen estos pastelitos para el postre.




Ingredientes:


  • 1 bote de leche condensada
  • 100 gr. de coco rallado
  • 3 yemas
  • Caramelo líquido






Mezclamos en un bol los ingredientes y vertemos esta mezcla en moldes cuyo fondo habremos recubierto con el caramelo líquido.

Para hacer un baño María en el horno, cogemos una fuente con fondo en la que quepan los moldes y echamos agua caliente sin que llegue a rebosar. Introducimos en el horno precalentado a 160-180º unos 15 minutos.

Me gusta este pastelito porque lleva mucho coco y la mayoría se queda en la superficie de la mezcla, con lo que al desmoldar queda una textura bizcochona abajo, repleta de sabor a súper-coco, y encima un flan muy suavecito rematado por el fantástico caramelo.

Esta vez he preparado moldes individuales pero en un molde grande queda también muy vistoso.


Lo importante es que podemos tener un magnífico postre en muy poquito tiempo y sin grandes elaboraciones.
































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada