miércoles, 10 de septiembre de 2014

Me falta

Me falta algo
Me falta ella
Me falta el aliento, los colores, la vida
Noto su ausencia, respiro el vacío
A vivir de recuerdos ahora toca
A soñar despierta tentando a la luna

Quisiera su risa en mis oídos
Su tacto en mi mano
Me falta su lengua de trapo
Sus palabras inventadas
La energía que desprende, la emoción

Veo la escalada de sus pasos
Cada vez más grande, cada vez más alto
Jugar, ¿Qué es? ¿Vivir? ¿Creer? ¿Pensar?

Así percibe el mundo
Primero el presente, después el pasado y llegará el futuro
He vivido sus ¿qués? Quiero vivir sus ¿por qués?
Pero ya nada será igual a este bendito verano
Todo termina, quedan recuerdos
Pero se acaba el agosto que trajo a esta niña
Y la vistió de princesa en un cuento escrito por otros

Me llora su ausencia
Estabas y ya no, qué extraño, pero es así siempre
Momento tras momento que borra el momento anterior
Me aferro a la memoria pero la memoria escuece
Me aferro a los recuerdos, pero los recuerdos duelen
Y lloro

Sufría, estaba vacía, este bendito verano me calmó un poco,
pero ha vuelto el vacío, peor incluso que antes
me faltan sus rizos
sus largas pestañas
la echo de menos
me falta su mano tirando de mí
su voz llamándome, ¡Ven! ¡Mira!
Me falta, "¿Eso?"
Eso, soy yo, echándote de meno". "Un nene triste."
Mira por dónde, todo este tiempo me dibujaba a mí misma.

Ahora ella duerme
Ajena a mi dolor
A mi vacío, a mi tristeza interior
Duerme, descansando de amor
Reposa un momento del juego simplón
Mi tortuguita no piensa, aún no
Es pronto para preocupaciones


Pronto para engaños y telediarios





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada