sábado, 24 de enero de 2015

Un cesto con denominación de origen






Este es el último cesto de mimbre que hizo mi bisabuelo poco antes de morir y fue un regalo para mí, una pequeñaja por aquel entonces. Es todo un recuerdo al que he decido proteger con una funda de tela y embellecer con una puntilla y unos lazos.


Las piñas le terminan de dar el toque rústico preciso.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada