viernes, 17 de abril de 2015

Solo el tiempo puede

¿Qué has hecho?
Yo, que veo lo que tú no ves,
a mi pesar….
que siento lo que ni conoces,
que tiemblo, que anhelo…
con la clarividencia que da una consciencia herida, no enferma, no, herida,
con la percepción extra  que da una mirada sin velo.
He ahí la conexión entre el tiempo y la muerte,
entre  ignorancia y felicidad.

¿Qué has hecho?
Miras sin ver,
porque sólo mis ojos alcanzan a vislumbrar para su desgracia,
la verdad oculta, las sombras de la noche,
el cuchillo del destino alcanzando otra orilla,
al alcance sólo de mentes preclaras, mentes despiadadas,
mentes distintas.

Solo el tiempo es más fuerte,
días, noches, momentos flotando en el cielo.
Solo el tiempo existe y cura…
…y después mata.
Tanto tiempo y tan poco como necesites.

Únicamente el tiempo todo lo puede,
silencioso,  escondido tras biombos hechos de promesas.
A veces traspasa, a veces moldea y a veces se resiente,
pero siempre gana.

Un minuto es una hora si pide socorro,
si se infla alimentándose de  miedo.
Y también es una mota de polvo, un grano de arena,
si nadie mira.

El tiempo puede, aunque no será hoy.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada