lunes, 17 de agosto de 2015

Ven a por mí

Ven, ven a por mí,
que ni me aguanto
ni me aguantan.

Llévame dónde el sol no me haga daño,
dónde el mar no me amenace,
Llévame a casa,
ésa que sentiré como mía
en cuanto cruce el umbral.

Ven a salvarme,
aquí todos son ataques,
amenazas, infortunios.

Rescátame de la mediocridad y el olvido.
álzame sobre tus hombres para que caminar no me canse,
vélame mientras duermo
para que sólo pueda soñar contigo.
Dame la mano que que no me caiga.

Sobre todo éso, no me dejes caer.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada