martes, 29 de diciembre de 2015

Ojos de cristal

¿Quién es el mayor? Lo he olvidado
Tal vez porque no importa..
¿Quién, el preferido?
Nadie, todos me miran desde el extremo
del camino recorrido.

Mirando atrás cada uno lleva en sus ojos
y en su piel la historia de un momento,
un particular momento.
Como una foto que captura un instante,
ellos son así, instantes congelados
que vuelven, que nunca se han ido.
Cada tacto, una historia,
 cada abrazo, una sonrisa, o una lágrima
que el tiempo transformó en sonrisa.

Parecen muertos,
parecen no existir
¿Qué tienen de especial?
La vida que evocan, aunque no tengan,
las memorias, los recuerdos que atesoran,
guardianes del pasado,
guardianes de la vida.

Corazones silenciosos, ojos que no ven,
seres sin lenguaje que transmiten mil palabras.
Espejos de emociones,
mi reflejo,
mi yo en un montón de yos,
mi yo fragmentado en un pedacito de luz,
luz que nunca se apaga,
luz que nadie más ve.
¿Pero importa?

¿Importa si sólo yo escucho?










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada