martes, 29 de diciembre de 2015

Sueños

Sueños…
Cuando todo es posible, cuando nada es extraño.
Puedo ser yo, puedo ser mil,
deslizándome sobre  un tiempo elástico atravesando tormentas lejanas,
surcando cielos de cuarzo y mares de zafiro.

A veces la cordura permanece agazapada
tras muros de ilusión y magia.
Otras se inclina ante la razón insomne,
sueño dentro de otro sueño, vida dentro de otra vida.

-Se acabaron los sueños mediocres, -dijiste- sólo voy a soñar a lo grande.
Pero la voluntad no habita en la tierra del sueño
y a veces has cumplido, a veces te has abandonado.

No hay temor cuando debiera, apenas indiferencia, 
tampoco alegría aunque lo parezca,
ni éxtasis glorioso ni desolación; todo es medianía.

Con guión o sin él, novela o poema,
tanto si las piezas encajan en un cuadro,
como si son un caleidoscopio fugaz,
el resultado es el mismo al despertar: el olvido; 
vuelvo a ser yo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada