domingo, 8 de mayo de 2016

Manta de sofá

Esta pequeña manta tiene un tacto muy suave y agradable, pero me parecía un poco sosa, así que nada mejor y apropiado que tunearla con unas aplicaciones de tela procedentes de un pijama viejo.


Recortamos los motivos (en este caso se me ocurrió la idea de hacer las letras de la palabra "Siesta", también muy apropiado, ¿no?) y con papel de doble cara las pegamos a la manta en el lugar deseado. Después sólo hay que coserlas con punto de festón en todo el contorno para fijarlas definitivamente y que no se deshagan.








Le he regalado la manta a mi madre y está encantada con ella.












No hay comentarios:

Publicar un comentario