lunes, 8 de agosto de 2016

"La elegancia del erizo", Muriel Barbery

La elegancia del erizoLa elegancia del erizo by Muriel Barbery
My rating: 3 of 5 stars

Creo que la intención de esta novela es mostrar la belleza que hay en las pequeñas cosas y cómo el arte en cualquiera de sus manifestaciones puede dar sentido a la vida. Nada que objetar (por algo el estado de mi perfil de wassap es “cuidando de las cosas pequeñas”) y por eso me atraía tanto este libro cuando empecé a leerlo. Pero la manera de contarlo, ay, no me gusta tanto. La autora presta su voz a unos personajes, supuestamente inadaptados, una portera que oculta al mundo su cultura y una preadolescente superdotada que quiere suicidarse y prender fuego a su casa, para ir desgranando una visión del mundo que a mí me parece pretenciosa y repleta de todos los defectos y vicios que supuestamente critica. La valoración de algo no puede nacer del menosprecio a otra cosa y eso es lo que me parece haber estado leyendo continuamente, con esa entronización que la novela hace de todo lo foráneo, desde la literatura rusa hasta la cultura asiática y por otra, el desprecio a las propias raíces, la tradición o la familia.

El personaje de la portera no lo acabo de entender: una mujer que tiene seguramente más cultura que la media pero que “finge” ante el mundo ser prácticamente una iletrada para acomodarse al estereotipo de portera clase media-baja. ¿En serio? No estoy muy al tanto del funcionamiento de las clases sociales en Francia pero me cuesta algo creer que a los propietarios del edificio en el que Renée trabaja, fueran a rasgarse las vestiduras porque su portera lea a Marx o a Tolstoi. Supongo que la seguirían tratando con la misma indiferencia porque después de todo sigue siendo la portera que limpia el portal y entrega los paquetes, ahí es dónde está el quid de la cuestión, no en la cantidad de libros o de museos que una persona haya visitado. ¿De qué sirve la cultura si no es para aspirar a algo mejor? Ahí es donde Renée flojea, tanta disertación interior, tanta crítica a la masa dormida, pero en ningún momento de su vida se ha planteado otras opciones, más que la de aparentar, ¿aparentar el qué?

En cuanto a Paloma, la supuesta niña suicida cuya inteligencia hace que no encaje en ninguna parte, más de lo mismo. Cada vez que critica a sus padres o a su hermana, o al mundo en general, no hace sino afirmar lo que quiere negar, que es una niña normal, preocupada y aterrada por las mismas cosas que el resto de sus iguales y que es víctima de las mismas debilidades y defectos que critica.

No me gustan ni la una ni la otra, porque se limitan a criticar a los demás por sentirse superiores cuando son ellas mismas las que miran con desprecio y condescendencia, alardeando continuamente de su superioridad no ya cultural sino hasta moral.

¿Y qué decir del vecino japonés? Metido con calzador en la historia para dar pábulo a todas esas visiones supuestamente elevadas pero pueriles y estereotipadas que estas dos (sobre todo la portera) despliegan con la cultura asiática. Esa parte también la encuentro muy indigesta, esa descripción tan “naif” que viene a resumirse en: “oriente bueno, occidente malo”, aunque ellas lo adornen con las mayores florituras. Porque eso me ha parecido en general la novela, una continua floritura, un despliegue de “mira lo lista que soy, mira qué referencias más inteligentes hago, mira la de filósofos que conozco, mira la de pelis subtituladas que he visto…” Y ahora estoy hablando de la autora, que aprovecha cualquier discurso de sus protagonistas para disertar sobre lo divino y lo humano como si fuera su tesina de fin de curso (esas dos páginas de ensalzamiento a las puertas correderas van a permanecer largo tiempo en mi memoria como un bello ejemplo de pretenciosidad y pedantería).

Aún con todo, ya he dicho que lo que apreciaba del libro es la defensa de la belleza y el valor de las cosas pequeñas, de los momentos aparentemente intrascendentes, de los instantes que acaban siendo eternos, de ese detalle que nos detiene el corazón por un segundo. Las frases, párrafos o pensamientos que han conseguido conectar conmigo por la razón que sea, a veces sin más que por el momento en el que el libro ha llegado a mi vida son unos cuántos:

"Los hijos se creen lo que dicen los adultos y una vez adultos a su vez, se vengan engañando a sus propios hijos. “La vida tiene un sentido que los adultos conocen” es la mentira universal que todos creen por obligación.”

"Que el silencio sirva para ir al interior de uno mismo, que sea necesario para aquellos a los que no nos interesa únicamente la vida exterior".

"¿Dónde se encuentra la belleza? ¿En las grandes cosas que como las demás están condenadas a morir o en las pequeñas que sin pretensiones saben engastar en el instante una gema de infinitud?"

“Sí, el Universo conspira a la vacuidad, las almas perdidas lloran la belleza, la insignificancia nos rodea. Entonces, tomemos una taza de té. Se hace el silencio, fuera se oye soplar el viento, crujen las hojas de otoño y levantan el vuelo, el gato duerme, bañado de una cálida luz. Y, en cada sorbo, el tiempo se sublima”.

"Los malvados de verdad odian a todo el mundo, desde luego, pero sobre todo se odian a sí mismos"

"La contemplación de la eternidad es el movimiento mismo de la vida"

"En el Universo todo es compensación. Cuando es menos rápido, tiene más fuerza"

"La facultad que tenemos de manipularnos a nosotros mismos para que no se tambaleen lo más mínimo los cimientos de nuestras creencias es un fenómeno fascinante"

"Los favores del destino tienen un precio. Para quien se beneficia de las indulgencias de la vida, la obligación de rigor es la consideración de la belleza. No es negociable. A los ricos, el deber de los bello, sino, merecen morir."

"Las cosas hermosas deberían ser de la gente hermosa"

"Decoramos en redundancias"

"Cambiar el modo de amar algo es como saborear un nuevo manjar"

Y ésta, que no es propia del libro, sino de Anna Karenina, novela fetiche de Renée: "Todas las familias felices se parecen, las familias desdichadas lo son cada una a su manera"

Tal vez lo más positivo del libro ha sido precisamente el motivarme a releer ciertas novelas o autores. Por ello, doy las gracias, siempre.


https://micaminoblanco.blogsport.com.es






View all my reviews

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada