lunes, 14 de noviembre de 2016

Tantas cosas nuevas por aprender

Crees que te conoces, que tu cuerpo te pertenece,
que no hay nada que aprender, que eres flor madura.
Y al primer golpe de aire… se derrumba tu castillo.
Vuelves a la infancia, todo por conocer, todo por perder.
Tan frágil, tan fugaz, tan poca cosa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada