jueves, 1 de diciembre de 2016

Agua

Yo era un estanque cálido
al que las lluvias de otoño desbordaron un día.
De estanque pasé a laguna, colmada de materia viva.
Gota a gota, sueño a sueño,
el sol del verano me secó y pudrió en mis entrañas
todo lo que en mí había de bueno.
Ahora floto en el viento a merced de las corrientes,
rota en mil pedazos, convertida en agua de lluvia.
En algún momento y en algún destino
reventaré en lágrimas buscando consuelo
y solo encontraré tierra en la que empapar mis penas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada