domingo, 4 de diciembre de 2016

¡Despierta!

Despierta, abre los ojos,
mira como la luz se filtra perezosa por entre la persiana entreabierta;
un día más comienza.

Toca ese rayo travieso con la punta de tus dedos,
se escurre y lo atrapas, se vuelve a escapar,
solo quiere jugar.

Respira el aire fresco de la mañana porque
pronto se caldeará y ya no querrás.


Suspira, bosteza, es tu momento.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada