miércoles, 1 de febrero de 2017

El dragón

Un dragón de cola azul, ojos y boca de fuego dormita entre las hojas caídas de los árboles otoñales. Cuando la última hoja cansada de flotar en el viento se posa en su hocico, el picor mortificante le obliga a estornudar. Llamas involuntarias prenden la hojarasca y se marchitan con la humedad de la tarde.

Abre un ojo luego otro, bosteza y se incorpora. Allá a lo lejos el hogar del dragón se esconde entre la niebla. Las estancias oscuras esperan el regreso del monstruo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada