martes, 19 de febrero de 2013

En el Este


Tengo frío, tengo helado el corazón,
y las piernas, y todo mi mundo interior.
Tengo momentos buenos, más malos
Pero aquí sigo, ¿no es cierto?

Aprovecha lo que queda del día,
estira el placer que no durará.
Conmigo misma me calentaré si no hay fuego.
Si no hay luz, conmigo misma de alumbraré.
Aunque el viajero, maldito, sigue caminando,
y respirando y cantando.
¿Te enteras amor?

Conmigo no podrán cien ejércitos ni cien tormentas,
yo inventé el sufrimiento.
Conmigo no podrán las trompetas ni el tambor.
Se que tiemblo, pero es solo para darme calor.
No caeré, ni me rendiré, no dudaré.
Por eso me conoceréis.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada