jueves, 21 de marzo de 2013

Brioche trenzado

 
 
 
 
 
Estos son los pasos para realizar este suculento bollo:

1. Mezclamos los siguientes ingredientes y templamos el resultado un poco al fuego o en el microondas:

  • Un vaso de leche
  • Medio vaso de aceite
  • 2-3 cucharadas de azucar

 
2.- A esta mezcla hay que añadirle:

  • 2 sobrecitos de levadura de panadería. Yo he usado una en polvo de Maicena que no había utilizado nunca y lo cierto es que me ha encantado.
  • 2 huevos batidos aparte


Una vez que tenemos esa mezcla hay que ir echando harina poco a poco hasta que ya tengamos una mezcla que podamos amasar con las manos. Ah! A la harina siempre es conveniente echarle un poquito de sal.

Amasamos un poquito hasta tener una bola grande (si se nos pega a las manos, necesitará más harina) que dejaremos reposar una media hora a temperatura ambiente. Yo acabé utilizando 500-600 gr.


 
 
 
 
3.- Y ahora viene lo divertido. Dividimos la masa en porciones más pequeñas. Yo hice 8 partes y los brioches que salen son muy grandes, si los queremos más pequeños habrá que hacer más trozos.
 
Dividimos a su vez cada trozo en tres partes que amasamos en forma de rulo y empezamos a hacer nuestras trenzas. Es como volver a la infancia, cuando jugábamos con plastilina.

Retocamos un poco los bordes para que queden bonitos y vamos pasando las trenzas a la bandeja del horno.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Pincelamos los bollos con huevo batido y echamos por encima azúcar humedecido con agua.

Hay que esperar a que la levadura haga efecto, una o dos horas y ya veréis la diferencia. Doblan prácticamente su volumen. Si no tenéis paciencia para esperar podéis meterlas al horno con temperatura muy suave una media hora.

 
 
 
 
Una vez doblado el volumen, ahora sí las horneamos en serio. Unos 20 minutos en horno precalentado a 200º. (Como siempre, depende del horno). Cuando tengan un bonito color dorado los podemos sacar.
Está delicioso para desayunar untado en leche pero también está espectacular en solitario. Tiene un sabor muy parecido al Roscón de Reyes.

  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Hay que guardarlo muy bien si no se come el mismo día porque va endureciéndose con el tiempo.
 
 
 
 
 
 
También hice la prueba con unos más pequeñitos, como siempre pensando en mi sobrina. 
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada