lunes, 10 de junio de 2013

Pastel de pollo individual


 
 
Para esta receta solo tenemos que forrar unas tartaletas individuales con hojaldre. Después de ponerles el relleno que queramos, las tapamos también con una lámina de hojaldre en forma de círculo cortada un poco más grande que la tartaleta. Para que queden bien pegadas las dos partes, debemos pincelar con huevo los bordes, colocar encima el círculo de hojaldre y recortar lo que sobra.
 
Un buen truqui es pasar el rodillo suavemente por los bordes de la tartaleta hacia fuera ya así nos dehacemos de la masa que sobra y nos queda la forma perfecta.
 
Lo bueno es que podemos rellenarlas con lo que se nos ocurra. Yo para hacer éstas he utilizado pechuga de pollo picada con cebolla y puerro. Lo he salteado todo en la sartén unos minutos, le he añadido vino blanco y después de que se evaporara, un poco de pimienta, romero y eneldo.
 
Sacamos y dejamos enfríar antes de rellenar las tartaletas.  
 
No os olvidéis de pintar con huevo la superficie antes de meterlas al horno para que cojan ese bonito tono dorado.
 
 

 
 
 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada