jueves, 15 de agosto de 2013

sábado, 10 de agosto de 2013

Tortitas para el desayuno






Si hay algo que aparece en todas las películas americanas, es el típico desayuno con tortitas y jarabe de arce. El sirope en cuestión lo probé una vez y me pareció horrible, pero las tortitas me encantan y a veces me apetece hacerlas. No tengo mucho tiempo por las mañanas así que las suelo hacer el día anterior y las caliento en el microondas para desayunar.
 
Tampoco hago mucha cantidad para que no sobren, así que yo las preparo del siguiente modo:
 
 
 
Ingredientes:
 
 
  • 1 vaso de harina
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 pellizco de sal
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1/2 vaso de leche
 
 
 
 
 
Preparación:
 
 
 Tamizamos la harina en un bol y le añadimos el azúcar y la levadura. Hacemos un agujero en el centro y le añadimos las cucharadas de aceite, la leche y el huevo. Batimos con unas varillas y dejamos reposar unos minutos.
 
Sobre una sartén engrasada con mantequilla o aceite, vertemos una cucharada de la masa. Hacemos por un lado y damos la vuelta para que se tueste por el otro lado. Si las queremos pequeñas, podemos hacer tres a la vez en una sartén grande.
 
Recién hechas están deliciosas pero también se pueden comer frías. Se pueden acompañar con muchas cosas, pero a mí como más me gustan es con caramelo líquido.

Con estas cantidades salen unas 10 tortitas pequeñas, media docena si las hacéis más grandes. Si queremos hacer más, deberíamos doblar las cantidades de los ingredientes.











jueves, 8 de agosto de 2013

Vestido de niña "reciclado" de una falda

Aunque ya no lo parezca, este vestido veraniego de niña era antes una de mis faldas. Como ya no me la ponía, decidí aprovecharla de algún modo y me ha salido lo que veis.

Así que se puede decir que ésta es la primera vez que confecciono algo desde el mismo principio, con el corte y todo, porque no he utilizado ningún tipo de patrón, sino que me he dejado guiar por la forma que tenía la falda para intentar sacar algo un poco resultón. Está mal que yo lo diga, pero no me ha quedado del todo mal, aunque tiene un par de fallos que no pienso contar. Creo que repetiré con algún otro "trapo" que tenga por ahí muerto de risa.





































La falda era exactamente igual a ésta solo que de color blanco.






Como me sobró mucha tela, aún pude utilizar un trozo de la tira estampada en otro proyecto que os enseñé el viernes pasado: un vestido rosa de cuadros.  Aquí podéis volver a verlo.





miércoles, 7 de agosto de 2013

Tarta de hojaldre y manzana







Esta es mi versión de una tarta de manzana con hojaldre muy fácil de hacer y que nos puede sacar de un apuro si llegan invitados y no tenemos postre.

Solo necesitamos una lámina cuadrada de hojaldre, que cortaremos por la mitad para obtener dos partes rectangulares iguales.

Sobre una de ellas ponemos manzana cortada en láminas, espolvoreamos con canela y ponemos unos trocitos de mantequilla. Untamos los bordes del hojaldre con huevo batido.

En la otra mitad, hacemos unos cortes transversales con el cuchillo sin que lleguen a los bordes y la colocamos encima de la otra mitad, cubriendo la manzana.

Cerramos bien los bordes con un tenedor como si fuera una empanadilla gigante y untamos bien con huevo antes de meter al horno precalentado a 200º unos 20-30 horas. El hojaldre tiene que quedar muy dorado y crujente.

Sacamos del horno y espolvoreamos con azúcar glass.





 
 
 











martes, 6 de agosto de 2013

viernes, 2 de agosto de 2013

Vestido rosa de cuadros

Lo mejor de ser autodidacta es que vas a tu ritmo y a nadie le importa; lo peor: que no te corrige nadie cuando haces de la manera más complicada la cosa más sencilla. Menos mal que tengo a mi madre para sacarme de los aprietos en los que me meto yo solita.

Pero yo sigo insistiendo con mi máquina de coser, que me da tantas satisfacciones, ¡aún a costa de mucho, pero que mucho sudor!!

Espero que os guste este vestidito, a mí me ha gustado hacerlo, aunque ahora mismo no tengo a ninguna niña cerca que le pueda servir, es una talla demasiado pequeña para mi sobri.










 

jueves, 1 de agosto de 2013

Mis ventanas son interiores

Mis ventanas son interiores, pero nadie se asoma a mirar.

Una gota en el cielo es una lágrima de Dios,
el silencio de la noche, manta con la que me abrigo,
y la curva de la luna,
sonrisa muda del durmiente sol.

Templo la guitarra y afino la voz;
sin miedo a equivocarme: no es ésa mi canción.
El engaño y la ambición, mundos que no entiendo. 

El alma oscura ensucia el papel, ojos negros no ven,
mentiras arriesgadas, verdades ocultadas,
no es amor lo que se siente, sino furia maniatada.

El arcén sigue abierto, la esperanza no se ha ido,
pero asomarse a según qué ventana, es todo un sin sentido.

Solo quedan sombras perdidas.




(Oct 96)