miércoles, 5 de marzo de 2014

Cojín renovado con trapillo

Mirad de qué manera más fácil le he dado otro aire a un pequeño y soso almohadón.







Era un cojín de color crudo que no me decía nada y con un poco de trapillo y unas rosetas de ganchillo, le he lavado totalmente la cara.

Me encantan esos pequeños toques que renuevan algún objeto ya muy visto y lo transforman en algo único, que nadie más tiene.

Tiempo de realización: ¡apenas 1 hora!.


































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada