sábado, 5 de julio de 2014

Tortitas para desayunar

Tortitas, pancakes o panqueques, como queráis llamarlas, salen en todas las películas y aunque no es mi desayuno favorito, a veces me gusta hacer unas cuántas.

Es muy sencillo: batimos en un bol un vaso de leche junto con un vaso de harina, una cucharadita de levadura, otro vaso de azúcar y un par de huevos.

Vamos cogiendo con un cucharón porciones de esta mezcla que vertemos en una sartén caliente y untada de mantequilla. Movemos la sartén para extender bien la preparación por todo el fondo y después de un par de minutos le damos la vuelta para que se haga por el otro lado. ¡Y ya tenemos nuestra tortita!










Podemos acompañarlas con lo que se nos ocurra, mermelada, caramelo líquido, el famoso jarabe de arce, que a mí no me gusta mucho por cierto, sirope de fresa, frutas .... o simplemente degustarlas en solitario.

A mí me gustan calentitas y recién hechas pero se pueden comer frías o incluso rellenarlas con crema pastelera o de chocolate, nata, etc. El límite es vuestra imaginación.















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada