viernes, 26 de diciembre de 2014

Calabacín relleno de carne





Este entrante es un triunfador en cualquier menú.

Limpiamos bien los calabacines que vayamos a utilizar (yo he utilizado 2) y los cortamos en trozos que tengan la misma altura (5-6 cm). Si acanalamos la superficie del calabacín, quedará más bonito.

Hervimos unos 10 minutos los trozos de calabacín en agua con sal y un chorrito de aceite. Dejamos enfriar y vaciamos con una cucharita (cuidando de dejar un poco en el fondo que haga de base, ya que si no, se nos caerá el relleno). Reservamos.

Aparte, picamos muy bien unos 100gr. de champiñones, 1 cebolla y 1 diente de ajo. Lo mezclamos todo con 200 gr de carne picada y sofreimos en una sartén.  Salpimentamos y vertemos 1 chorrito de vino blanco y dejamos que evapore el alcohol. Añadimos un poco de cilantro picado, orégano, albahaca y 5 ó 6 cucharadas de salsa de tomate. Cuando retiramos la sartén del fuego, incorporamos un puñado de queso rallado y mezclamos bien. Dejamos enfriar y ya tenemos nuestro relleno.

Rellenamos generosamente los calabacines y adornamos con un poquito de crema de queso camembert y un par de patatas fritas crujientes.

Para hacer las patatas, hay que cortarlas con un pelador de verdura para que salgan unas lonchas extrafinas que freiremos en tandas pequeñas evitando que se peguen unas con otras. Sacamos las patatas, las salamos y escurrimos en papel absorbente. Quedan como las de bolsa, sólo que mucho más sanas y sabrosas.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada