jueves, 8 de enero de 2015

Ensalada de naranja al pimentón







Una sencilla ensalada "desintoxicante" para dejar atrás y recomponerse de los excesos navideños:

  1. Pelamos y cortamos los gajos de la naranja. Los disponemos en un plato y aliñamos.
  2. Para el aliño trituramos en el mortero un par de dientes de ajo, una cucharadita de pimentón y después mezclamos con un poco del zumo de la naranja, aceite y vinagre (este último opcional).


Para cortar los gajos, los puristas os dirán que hay que cortar un copete a la naranja por arriba y por abajo y luego pelarla, eliminando totalmente la parte blanca. Después se van separando los gajos con un cuchillo afilado, dejando también fuera la telilla o pellejo que los une. 

Me parece genial, pero no se vosotros, yo cuando me como una naranja o una mandarina no me ando con tantas historias, y los gajos me los como con pellejo, que bien buenos que están.

Otra opción para esta ensalada y que casi me gusta más, es pelar la naranja y cortarla en rodajas redondas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada