martes, 3 de marzo de 2015

Rosquillas de anís







Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 6 cuacharadas de azúcar
  • 6 cucharadas de aceite suave
  • 2 cucharadas de anís
  • 14 cucharadas de harina
  • 1 sobre de Royal
  • Aceite suave para freir las rosquillas
  • Azúcar glass




Preparación:


Cascamos los dos huevos en un bol, añadimos el azúcar, el aceite, el anís y la harina mezclada con el Royal. Mezclamos todo con las manos y seguimos amasando fuera del bol hasta tener una masa compacta con textura suave y lisa. Dejamos reposar unos minutos.











Es la hora de hacer las rosquillas. Podemos hacerlas de dos maneras:


1. Cogemos porciones de masa y las estiramos en forma de rulos para formar la rosquilla uniendo los extremos. A mí esta manera no me gusta porque la rosquilla no queda perfectamente redonda, siempre se nota un poco diferente el trozo dónde hemos unido los extremos.


2. Yo las hago de este modo: cojo porciones de masa y las moldeo entre las manos en forma de bola. Luego hago un agujero en el centro con el dedo y girando el dedo perpendicularmente a la mesa, conseguimos con la misma fuerza centrífuga que la masa vaya girando y el agujero se vaya agrandando. Así quedan perfectamente redondas y uniformes.





































Podéis hacerlas del tamaño que queráis, pero recordar que al freírlas van a crecer un poco.

Las freímos por tandas en aceite abundante y bien caliente unos minutos por cada lado. Sacamos, escurrimos en papel absorbente y las cubrimos con azúcar glass.

En poco tiempo tenemos una alternativa casera y más sana que la bollería industrial para el desayuno o la merienda.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada