sábado, 15 de agosto de 2015

Un sueño que no esquivo

Un sueño que no esquivo.
Todo oscuro, desierto.
¿Quién? ¿Yo? De pie
mirando el cielo.
Asombro, sorpresa, ¿miedo? No.
Luces,  brillo, movimiento y color.
Sonrisa, calor, familia, por fin.

Nuevo amanecer,
adiós a los sueños de ayer.

Creo recordar a veces, pero no.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada