lunes, 13 de junio de 2016

Nueva vida a un jersey

Hace años (tal vez más de los que me gustaría reconocer) estaban de moda esos jerseys de pico enormes que se solían poner encima de unas mallas (entonces no se llamaban leggins). Y enorme es un adjetivo que se queda corto, creedme.

En el fondo de un armario encontré uno que debía ser 2 ó 3 tallas más de lo que necesito ahora así que entonces mucho más. Cómo pude ponerme éso (y más teniendo en cuesta lo que pesaba), es algo que me asombra. En fin, las modas son las modas.

Tan grande era que me ha dado para hacer un almohadón precioso y un coqueto bolso. Y aún me queda material que reservo para alguna idea que se me ocurra en el futuro.

Lamentablemente no se me ocurrió sacar una foto del antes, soy muy rápida utilizando las tijeras.






































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada