lunes, 28 de noviembre de 2016

Cien pasos

Cientos de pasos para llegar hasta aquí,
cientos de huellas borradas por el viento
o por la lluvia o por el tiempo.
Ya nadie recuerda el comienzo.
¡Tanto esfuerzo y tanto sudor para acabar aquí!
Los pies doloridos cuentan una historia
para los que quieren escuchar
aunque luego no quieran  recordar.
Solo hay preguntas si ganas, respuestas no.
De haberlo sabido antes, de haber sido vosotros más sinceros,
esos zapatos tan desgastados y agujereados,
tal vez seguirían siendo mis zapatillas de baile,
tal vez.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada