sábado, 26 de noviembre de 2016

Voces

Entre el ruido, la algarabía y el follón,
mi silencio protege al corazón
Entre el aburrimiento y la aflicción,
por la desidia se decanta mi razón.
Tantas voces.

Voces que como cuerdas
tiran en direcciones opuestas.
Quisiera poder desplegar una crisálida a mi alrededor,
un campo de fuerza que invisible me aislara del exterior,
pero he de conformarme con una huida hacia el interior.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada