miércoles, 29 de marzo de 2017

Regreso

Las tres amigas
de viaje por la vida,
confidencias y risas.

Destino feliz
cuando la felicidad
viaja contigo.

Todo termina
y llega la nostalgia

volviendo a casa.






martes, 28 de marzo de 2017

Miles de opciones

Una noche y tres camas;
Sueños encadenados;
Un kraken en el pantano;
Y souvenirs de Malasia.

Un sueño es un cocktail, se suceden las mezclas
y el resultado desafía lógica y verdad.

Cada momento, cada emoción, cada pensamiento y cada acción,
cada persona y cada recuerdo,
sólo son canicas,
deslizándose por un tobogán y cayendo en un cajón.
De ahí las cojo yo.
Cualquier mezcla es un resultado,
son los alelos de la vida,
todas las piezas existen, todas las piezas encajan.
Son los ingredientes de una receta mágica
o de una chapuza improvisada.
Son las células de un organismo mayor.

Cada noche es un ser, un mundo y
cada noche agito y mezclo.

Un sueño ofrece respuestas hasta entonces esquivas,
soluciones a mil problemas planteados,
puntos de vista distintos, inesperados, imposibles.
A veces clarividenca explosiva,
a veces fuego callado, y luego rescoldos olvidados.
Siempre sorprenden las mil y una posibilidades,
siempre sorprende el gran número de opciones,
los ramales de un mismo tronco,

los diversos recorridos por el laberinto.






jueves, 9 de marzo de 2017

Echar una mano

Con cinco dedos, una mano,
el mejor regalo, un premio.
Cuando alguien cae, una mano,
cuando alguien sufre, una mano,
cuando alguien vuelve, una mano.

Echar una mano es un movimiento,
es empujar un poco de aire hacia delante,
son los átomos que se funden con otros átomos
robando espacio, transmitiendo la energía.

Una mano vence y convence,
consigue un propósito, cierra el cielo.
Echar una mano es regalar vida,
encendiendo la chispa que da origen al mundo.
Hay mundos dentro de otros mundos
también llenos de manos, también llenos de dones.

Son cinco razones, cinco columnas, cinco maneras
de agarrar firmemente l o que nunca debió soltarse.

Echar una mano es actuar por inercia, por instinto,
 yo contigo, tú con el,
es sentar ejemplo e iniciar la cadena,
aún cuando no sepas lo que es un eslabón,
aún cuando no entiendas nada.

En un lago helado, en una noche oscura,
tres hombres ignorantes se volvieron sabios.
¿Era esto? -se preguntaban.
Creyeron que estaban aprendiendo,
pero no hacían sino enseñar.


Tres hombres buenos en una noche helada.




miércoles, 1 de marzo de 2017

"En un bosque muy oscuro", Ruth Ware

En un bosque muy oscuro (FICCION GENERAL)En un bosque muy oscuro by Ruth Ware
My rating: 2 of 5 stars

Lo mejor que puedo decir de "En un bosque muy oscuro" es que se puede leer de un tirón y resulta entretenido. Lamentablemente unos personajes bastante anodinos y sobre todo una protagonista insoportable le restan todo el mérito.

Se supone que las asistentes a esta despedida de soltera en medio del bosque son mujeres adultas cerca de la treintena y sin embargo, más de una vez me ha dado la sensación de estar leyendo una historia de adolescentes medio bobas. Claro que si la protagonista sigue obsesionada por un novio que tuvo a los 16 años y que no ha vuelto a ver, hasta el extremo de que no ha salido con nadie más desde entonces. ¿qué se puede esperar?. Si además su rival del instituto de la que tampoco ha vuelto a saber nada, la invita a su despedida de soltera y a pesar de no querer ir, decide aceptar la invitación (está claro que no tiene nada mucho mejor que hacer), no hay mucho más que decir de esta chica. Y el resto no son mucho mejor, desde la recién mamá que acaba marchándose por síndrome agudo de separación de su bebé hasta el típico y tópico gay o la amiga con alta autoestima.

Ah, sí, como muere alguien en extrañas circunstancias y la protagonista se despierta en el hospital con amnesia, es una historia de suspense. Ya.



https://www.micaminoblanco.blogspot.c...




View all my reviews

Tristeza sin ganas

Es una tristeza a medias,
una tristeza apática,

una tristeza triste y desganada.





Lo de siempre

¡Ay!, ¿por qué a mí? ¿por qué?
Estos ojos han visto las suficientes batallas
como para saber que nadie las gana,
que todo se pudre mientras el mundo enloquece.
Pero ¿por qué yo? ¿por qué?
En mis zapatos caminan todos los años:
los de la inocencia, los de la ceguera
y los del franco desengaño.

Si hubiera sabido lo que ahora se
¿qué es lo que habría perdido?
Una sonrisa falsa, aquí, un beso caducado allá,
cuatro momentos contados y un viaje iniciático.
Poco es para todo lo que yo di,
porque no queda ni un resquicio de mí
que con ojos cerrados no entregara
hasta quedarme vacía.

¿Por qué ahora? ¿por qué?

En la noche que ahora toca.